viernes, 24 de febrero de 2017

Los voluntarios docentes: Entre la pretensión y la realidad

 Ante la confirmación del paro docente para el 6 y 7 de marzo en las últimas horas se viralizó un Twitter el hashtag #VoluntarioDocenteNoAlParo, en el que personas de distintas profesiones se ofrecen para dar clases los días de paro.

¿Es posible hacer algo así?

 En primer lugar, para ejercer la docencia es condición sine qua non tener un título habilitante o al menos estar estudiando la carrera y ya estar avanzado en cuanto a materias. Estos títulos no se limitan sólo a los terciarios de magisterio o profesorado, ya que hay carreras universitarias que si permiten el ingreso a la docencia para aquellos que hicieron la capacitación docente respectiva. Quienes no lo realizaron podrían teóricamente anotarse en un listado diferente, cosa que se verá más adelante.

 En este caso estaríamos hablando de suplencias. Y obviamente no cualquier puede participar. Es requisito estar anotado en el listado correspondiente en la Secretaría de Asuntos Docentes de cada distrito (si bien pueden anotarse en más de un distrito a la vez).

 Esos listados son el 108a (para quienes tienen título habilitante pero no se anotaron en el listado oficial, que es para aquellos en condiciones de titularizar cargos) y el 108b (similar al anterior, pero para quienes no terminaron su formación docente o eventualmente para algunas carreras universitarias sin tramo de capacitación). Pero ocurre que la fecha de estos listados es a futuro, y la correspondiente a este año fue el año pasado. Reciben esos nombres por ser los incisos a y b del artículo 108 del Estatuto del Docente de la Provincia de Buenos Aires. Tanto el oficial como los complementarios se refieren a la participación en actos públicos para el año siguiente de la inscripción.

 Existen otros listados, el 108a in fine y el 108b in fine, en los que pueden anotarse personas que tengan la intención de obtener horas ese mismo año tras un breve período de evaluación. También existen los listados de emergencia cuando ni siquiera se cubren los cargos con los dos listados complementarios antes nombrados.

 Entonces ¿podría el Gobierno provincial hacer un llamado de emergencia para cubrir cargos? Realmente no. Como todos saben las cuestiones sobre cargos docentes en escuelas públicas son jurisdicción municipal (artículo 203 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires). Por la propia estructura legal y además en virtud de la autonomía municipal (es cierto que en la Provincia de Buenos Aires no está reglamentada, pero si es reconocida tanto por la Constitución provincial como la nacional) el Gobierno de la Provincia no podría realizar algo así. Y aún si pudiera hacerlo el lapso de tiempo es muy corto y hacer esa cantidad de trámites en tan pocos días sería verdaderamente engorroso.

 Si podría echar mano de quienes ya están anotados en los 108a y 108b desde el año pasado. Pero como ya se dijo anteriormente, que el Gobierno provincial intervenga en la provisión educativa de cada municipio es inconstitucional.


 Más allá de la intención de quienes iniciaron ese hashtag y la intención de quienes lo continuaron, la realidad es que esa propuesta no es más que una simple declaración de una posición ante el conflicto docente. Ni más ni menos.

martes, 21 de febrero de 2017

Macrismo, kirchnerismo: Dos caras de la misma moneda

El kirchnerismo dejó al país con casi 30% de pobres
El macrismo lo aumentó dos o tres puntos

El kirchnerismo cubría el déficit fiscal con emisión
El macrismo lo cubre con deuda

El kirchnerismo se endeudó internamente con el Banco Nación y el Anses
El macrismo también

El kirchnerismo destruyó el empleo privado y aumentó el número de empleados públicos
El macrismo va por el mismo camino

El kirchnerismo disfrazaba el desempleo con planes sociales
El macrismo hizo crecer la cantidad de gente beneficiaria de planes, declaró la emergencia social y le dio obra social a los piqueteros

El kirchnerismo sólo reprimía la protesta social selectivamente, podía dejar que el Microcentro quede cortado durante días y días
El macrismo también (¿y el protocolo anti-piquetes?)

El kirchnerismo le pagaba miserias a los jubilados pero lo tapaba recordando que estatizaron las AFJP
El macrismo le paga miserias a los jubilados pero lo tapa recordando que sacaron la ley de reparación histórica

El kirchnerismo aplicaba una presión impositiva asfixiante
El macrismo la mantiene

El kirchnerismo tenía el Ahora 12
El macrismo quiere que el plan sea de 50 cuotas

El kirchnerismo sostenía un precio artificial del petróleo
El macrismo lo sigue sosteniendo

El kirchnerismo firmó acuerdos secretos con China
El macrismo firmó acuerdos secretos con Qatar

El kirchnerismo mantuvo en secreto el acuerdo con Chevron
El macrismo mantiene el secreto

El kirchnerismo cerró la economía del país
El macrismo abrió algunas importaciones y sacó retenciones, pero la economía argentina sigue siendo de las más cerradas del mundo

El kirchnerismo llenaba los organismos públicos con familiares y amigos de ministros
El macrismo también

El kirchnerismo le subsidiaba los servicios a la gente de Capital y Gran Buenos Aires
El macrismo sigue subsidiándolo, aunque menos

El kirchnerismo tenía a Zannini, Parrilli, Aníbal Fernández, Gils Carbó y Milani
El macrismo tiene a Quintana, Lopetegui, Marcos Peña, Angelici y Arribas

El kirchnerismo tenía a ex funcionarios menemistas y ex funcionarios de la Alianza
El macrismo también

El kirchnerismo tenía a Lázaro Báez y Cristóbal López
El macrismo tiene a Nicolás Caputo y Angelo Calcaterra

El kirchnerismo perdonó deudas y vaciamientos escandalosos (Ciccone, YPF, Universidad de las Madres)
El macrismo quiso perdonar la deuda escandalosa de Correo Argentino

El kirchnerismo hizo transas con Aerolíneas
El macrismo quiere hacer transas con Macair-Avianca

El kirchnerismo tenía funcionarios y empresarios amigos con sociedades off shore en paraísos fiscales
El macrismo también

El kirchnerismo dejó al país en recesión
El macrismo tiene al país sin arrancar

El kirchnerismo le daba limosnas a los pobres, explotaba a la clase media a impuestos, beneficiaba a empresarios amigos y aumentaba el tamaño del Estado
El macrismo también

viernes, 10 de febrero de 2017

La operación contra Macri por el Correo: Matando moscas a cañonazos


 Hace un par de semanas se supo que el Presidente había enviado al helicóptero oficial de presidencia para ir a recoger a Uruguay a la Primera Dama y a su hija que estaban de vacaciones. Surgía entonces el debate sobre el uso y abuso del transporte oficial por parte de la familia presidencial.

 Pero desde redes sociales y portales de internet kirchneristas no se contentaron con eso y tuvieron que sumarle además el "descubrimiento" de las camionetas del banco suizo acusado de lavado de dinero cargando bolsos en el helicóptero. Claro que la opereta no duró nada y a las pocas horas se supo que se trataba de taxis ploteados con publicidad del banco que trabajaban en el aeropuerto.

 Con el asunto de la deuda del Correo pasó algo parecido: La fiscal afirmó que el acuerdo le iba a costar al país 70 mil millones de pesos. Entonces se viralizó en todos los medios que "Macri le perdonó 70 mil millones de pesos al padre". Cosa que a todas luces era mentira porque nunca pasó.

 Y luego, indagando mejor supimos que su otro cálculo, el de los 4 mil millones al día de hoy, también era falso. Supimos también que el cálculo estaba horriblemente hecho porque le agregaba intereses y cosas que no había que agregar. Entonces, sin corroborar nada y dejándose llevar por el sensacionalismo, desde redes sociales y portales pseudoperiodísticos divulgaron una media verdad, o mejor dicho, una mentira. Lo que era una sospecha sobre algo a futuro ellos lo convirtieron en una verdad inobjetable que ya había pasado.

 ¿Se puede criticar el acuerdo? Por supuesto: La idoneidad del funcionario encargado de negociar, el debate por la ley de Ética Pública al estar involucrado un familiar directo del Presidente, incluso se podía calcular cual era la quita real del plan de pago. Pero no pasó nada de esto, y los inadaptados de siempre terminaron enturbiando un debate al ponderar una mentira en vez de cuestionar lo realmente cuestionable.

 El afán del kirchnerismo por dar golpes de efecto le terminó jugando en contra. Otra vez. Es tanta la necesidad que tienen de sembrar la idea que el macrismo es tan corrupto como el kirchnerismo que no tienen problemas en divulgar mentiras o cosas sin comprobar que luego no resisten el menor análisis.

 Por eso que quiero recomendarle a quienes quieran ser oposición que tengan prudencia. Y que antes de divulgar cosas se fijen bien de dónde salen. Que una noticia salga de la página de los fiscales (Gils Carbó) hace sospechar a cualquiera.

sábado, 4 de febrero de 2017

La década del '70: Resumen definitivo

 Nuevamente volvió a la discusión política la cuestión de la guerra interna y la dictadura de la década de 1970. Honestamente el tema me tiene ya bastante podrido. Por eso escribiré este artículo en el cual resumiré mi postura al respecto siendo lo más abarcativo posible.

* En la década del '70 en Argentina se vivió una guerra interna en diferentes fases dependiendo de quienes sean los contendientes.

* Por un lado estaban las organizaciones subversivas como ERP o Montoneros. Se puede marcar como fecha de inicio de su acción el secuestro y asesinato de Aramburu y como fecha última la contraofensiva final de Montoneros en 1980. Es verdad que hubo actividades guerrilleras anteriores (Uturuncos, EGP, FAP) pero no están relacionadas directamente con las antes nombradas que actuaron en determinado contexto particular.

* Hubo cuatro contendientes:
_Los gobiernos de facto de Juan Carlos Onganía, Roberto Marcelo Levingston y Alejandro Agustín Lanusse
_Los gobiernos democráticos de Héctor J. Cámpora, Raúl Lastiri, Juan Domingo Perón y María Estela Martínez de Perón
_Los grupos terroristas paraestatales de los últimos dos presidentes nombrados, sobre todo la Triple A
_El gobierno de facto de Jorge Rafael Videla (llamado eufemísticamente "el Proceso")

* El único bando que cometió errores o excesos fue el de los gobiernos democráticos y en menor medida los gobiernos de facto entre 1970 y 1973 (que buscaban una transición hacia la democracia). Todos los otros sectores, incluyendo a los subversivos, eran ilegítimos y terroristas desde el comienzo.

* Igualmente, el gobierno democrático llevó a cabo terrorismo paraestatal, lo cual es inconcebible. Extrañamente este hecho es muy poco recordado.

* Todo este enfrentamiento fue en el marco de la Guerra Fría, mediante el cual las guerrillas representaban al sector cubano-soviético (recibiendo entrenamiento y financiamiento) y sus contendientes a EEUU y las potencias europeas (militares instruidos en la Doctrina de la Seguridad Nacional y muchos de ellos provenientes de la Escuela de las Américas). No obstante, esa visión es demasiado simplista y no incluye algunas particularidades, como las excelentes relaciones de la última dictadura con los gobiernos de Cuba y la URSS, o las condenas internacionales que el gobierno de Videla recibió por parte del gobierno de Jimmy Carter.

* De la misma manera al hablar del Plan Cóndor y limitarlo a la última dictadura no se tiene en cuenta que las democracias peronistas colaboraron también con los intereses yanquis en la región (recordar el caso Prats).

* Las organizaciones subversivas aunque hayan luchado originalmente contra gobiernos de facto no buscaban establecer una democracia. Se consideraban a sí mismas como ejércitos en guerra y su objetivo era la implantación de una dictadura socialista. Los mismos objetivos mantenían durante el período constitucional, por lo que sus actos criminales también se dirigieron a gobiernos democráticamente electos.

* El Proceso se aventuró en una guerra contra la subversión pero cometió violaciones a los más esenciales principios de la guerra, y ataques sistemáticos y adrede sobre población civil, pensando que cualquier actividad sospechada de subversiva era sinónimo de lucha armada.

* Igual proceder tuvo el terrorismo subversivo, realizando atentados contra políticos, empresarios o familiares de militares. Es por eso que estos dos actores no cometieron ningún error ni ningún exceso, ya que sus actitudes eran premeditadas.

* Los militares que dan el golpe el 24 de marzo de 1976 lo hacen violando la Constitución y sin respetar ninguna legalidad. Y como se demostró en todas las sentencia desde el Juicio a las Juntas, fue innecesario (no había peligro real de que los subversivos tomaran el poder, el aparato legal del gobierno democrático era suficiente y no se agotaron todos los recursos lícitos).

* El Proceso contó con la ventaja de tener todo el aparato estatal bajo sus manos como poder de fuego y como seguro de impunidad.

* La intención del Proceso siempre fue militar: Derrotar a su enemigo tanto militar como culturalmente. Pero al respecto de esto último no diferenciaron entre combatientes, no combatientes y personas ajenas. Y no fueron errores, ya que los militares estaban perfectamente conscientes de eso.

* No hay ninguna duda que se trató de un plan sistemático. Un plan de secuestros, torturas y, en la mayor parte de los casos, asesinato y desaparición del cadáver.

* En conclusión, la diferencia entre el Proceso y los grupos terroristas es que los primeros tenían más poder. Es básicamente una diferencia cuantitativa. Pero en sus objetivos eran igualmente aberrantes, ya que los primeros intentaban hacer desaparecer totalmente a los subversivos y preservar cierta identidad nacional católica, en tanto que los segundos querían convertir a la Argentina en una dictadura socialista.

* Teniendo en cuenta el contexto anterior de enfrentamientos armados entre distintos bandos y sabiendo cuál era el objetivo de todos esos bandos se puede admitir que fue una guerra. Y sabiendo las condiciones en que se dio, el término "guerra sucia" es el más adecuado.

* No es incorrecto hablar de terrorismo, ya que todos los sectores ilegítimos (guerrilleros, paramilitares, militares del Proceso) decían perseguir objetivos puntuales pero intentaban atemorizar a la población con su accionar para limitar cualquier tipo de reacción o denuncia. Y por supuesto, que en un caso sea "terrorismo de Estado" no lo hace más terrorista que los demás.

* Llamarlo "genocidio" a mi entender es exagerado, ya que no hubo una cantidad desmedida de víctimas, ni absoluta ni relativamente hablando, cosa que si pasó en los demás genocidios de la Historia (Armenia, Holocausto, Holodomor, Camboya, Indonesia, Guatemala, Ruanda, Bosnia, kurdos de Irak). Si considero que existían intenciones genocidas y que se trató de eliminar a grupos "nacionales", entendidos no como un grupo nacional diferente al de los victimarios sino como un grupo diferenciado dentro de la misma nación y cuya eliminación era necesaria para forjar determinada nacionalidad. Pero como ya dije, esos planes no se llevaron a cabo con la intensidad necesaria como para considerarlo genocidio.

* Claramente el terrorismo paraestatal y estatal de la última dictadura califican como crímenes de lesa humanidad. El Estatuto de Nuremberg recoge en su definición la persecución con fines políticos y los ataques a la población civil con conocimiento de dicho ataque.

* No puedo dar una opinión sobre la calificación de los crímenes subversivos como crímenes de lesa humanidad. Si recuerdo que el atentado a la AMIA fue considerado de esa manera, y fue anterior al Estatuto de Roma (que dice que las organizaciones no estatales pueden ser igualmente autores de crímenes de lesa humanidad). Considero que no se puede descartar a priori esa calificación.

* La categoría "crimen de guerra" es más complicada, porque se trató de una guerra en donde no estaba bien diferenciada la categoría combatiente y la categoría civil. En mi opinión la categoría si podría usarse para tratar los combates previos a 1976, en donde había un gobierno legal y una situación de guerra mucho más clara.

* No fueron "dos demonios" con víctimas inocentes en el medio. Fueron dos sectores igualmente "demoníacos" en el que uno tenía mucho más poder que el otro pero no hubo, como ya se dijo, errores, excesos o "víctimas colaterales". Ambos sectores sabían perfectamente a quienes mataban.

* Los desaparecidos no fueron 30 mil. Ese número es insostenible desde cualquier punto de vista. Las estimaciones más serias aceran el número a entre 7000 y 8000. Y querer implantar que fueron 30 mil es implantar una mentira, un acto de deshonestidad intelectual.

* No recordar toda la guerra de los '70 es simplificar la Historia, faltar el respeto a una parte importante de las víctimas y echar un cruel manto de olvido.

* Un primer acto de reparación sería cambiar la ley 25.633 (declaración del Día de la Memoria) para que incluya la conmemoración no solo de las víctimas de la dictadura, sino también del terrorismo subversivo y paraestatal.

lunes, 30 de enero de 2017

Comentario a las opiniones de Gómez Centurión



 Terrible batahola levantaron las declaraciones del titular de la aduana, Juan José Gómez Centurión, sobre la última dictadura.

 Coincido con que no es lo mismo 8 mil verdades que 22 mil mentiras, tema que ya fue tratado en este blog oportunamente. Con respecto a su negación del plan sistemático de genocidio la discusión es más compleja.

 Textualmente las expresiones de Gómez Centurión son las siguientes:

"Yo lo que creo que fue es una reacción absolutamente desmedida combatiendo un plan de toma del poder concretamente. Si no salimos del relato y no caemos en un modelo de verdad es muy difícil entender qué nos pasó."

"Plan sistemático... son adjetivos."

"Yo no creo que haya sido un plan para hacer desaparecer a las personas. Fue un torpísimo golpe de Estado tomando el poder y lidiando contra un enemigo que no sabían como manejarlo, y que había arrancado en el 75 con una orden constitucional de aniquilamiento."

Ante la pregunta de si 8 mil desaparecidos son o no un plan sistemático, responde "Depende como se hayan producido". Luego agrega "Eso marca un caos, no un plan sistemático. La descentralización de la lucha lo que generó fue un plan caótico, no sistemático que exactamente es lo contrario. Sistemático es Auschwitz, un plan con ferrocarril que arma un campo de exterminio". Sobre los centros clandestinos de detención afirma que "Son lugares descentralizados donde se armó un modelo caótico de conducción de la guerra".

 La visión del titular de la aduana no es completamente novedosa. Es muy similar a la planteada en el Juicio a las Juntas, el cual afirmaba que no existió comando conjunto y que cada fuerza actuó por separado, pero compartiendo toda la dictadura un pacto de silencio e impunidad y un objetivo final: la eliminación física de los llamados subversivos.
 También es verdad que el uso del término "genocida" es discutible (tema también tratado en el blog). Y tiene razón también en señalar que la orden de aniquilar la subversión comenzó en un gobierno democrático, detalle que es casualmente olvidado por los peronistas.
 Considero que Gómez Centurión no es muy claro en sus palabras (y ciertamente el panel de periodistas que lo entrevista no ayuda). Negar a esta altura que las desapariciones formaron parte de una práctica sistemática y que la orden de hacer desaparecer físicamente a las víctimas fue algo premeditado es tapar el sol con un dedo. Nadie medianamente informado o serio puede decir que eso no existió. El propio Videla lo admitió.

 En resumen: ¿Se equivocó Gómez Centurión? La suya es una visión diferente, ya que ve al Proceso como algo militar, una guerra de contrainsurgencia (visión que no es exclusivamente suya). Pero se equivoca o es poco claro al hablar de las desapariciones: Pudieron no estar coordinadas entre las tres fuerzas y pudo no haber un destino final para todas las desapariciones, pero que se llevaron a cabo de forma sistemática por cada fuerza por separado pero con la complicidad de todo el Estado es una verdad innegable que sólo un ignorante puede desafiar. De ninguna manera se trató de hechos aislados y tampoco fueron errores, abusos o excesos, sino que fueron acciones muy bien premeditadas.
 No obstante, de sus palabras no se puede desprender una defensa de la dictadura, de hecho en varias partes de la entrevista condena lo sucedido, y tampoco habla nunca puntualmente de "casos aislados". Por eso creo que lo que más falta en su opinión es claridad de conceptos.

 ¿Debe renunciar? En lo personal opino que no, ya que se lo estaría juzgando por su opinión y no por su trabajo. Respecto a su opinión debe observarse si la misma hace apología del delito. Y no me parece que sea el caso.

 Por último, quisiera recomendarle a Gómez Centurión que sea más cuidadoso con sus palabras. Se trata de un tema sensible y que genera polémicas muy encendidas en la opinión pública. Y sin quererlo perjudica al Gobierno.

sábado, 28 de enero de 2017

Donald Trump y la hipocresía progre

 Desde la asunción de Trump debemos ver el constante llanto del progresismo en todos lados, en especial en EEUU (expresados por las líneas más radicales del Partido Demócrata) y Latinoamérica. Llegaban incluso a haber protestas antes que el propio presidente asumiera, protestando contra lo que iba a hacer. Las protestas se dirigían principalmente hacia tres aspectos: Su proteccionismo, su misoginia y sus políticas contra los inmigrantes.

 Esto es inaudito: Gente que nos habla de "vivir con lo nuestro" y "no importar un clavo", que habla de favorecer la industria nacional, que quiere tener una burguesía nacional y que quiere que la obra pública sea el motor de la economía de golpe se vuelve liberal y quiere libre mercado. Quieren que allá sean abiertos pero acá seamos cerrados. Igualmente no sería la primera vez que la izquierda es hipócrita con respecto a este tema, ya que durante años pedían que Cuba pueda comerciar libremente con el mundo ("abajo el bloqueo") pero que en nuestros países no podamos.

 Hemos vista protestas feministas de parte de cierta izquierda que usa los velos islámicos como símbolo del feminismo. Es realmente increíble: En los países islámicos las mujeres luchan por su derecho a llevar el cabello suelto y vestirse como quieren pero en EEUU deciden usar ese símbolo de opresión como símbolo de libertad. No tiene el menor sentido. Por supuesto que quienes tanto se horrorizan por las declaraciones de Trump miran hacia otro lado con respecto al sufrimiento de las mujeres en África o Medio Oriente. No sería raro que dentro de poco la ablación de clítoris sea símbolo de la liberación femenina.

 Con respecto a las políticas sobre inmigrantes, es extraño que los mismos que piden que EEUU no expulse inmigrantes sean los primeros en decir "¡fuera yanquis!" (como olvidar aquel histórico "¡Váyanse al carajo yanquis de mierda!") y son reacios a cualquier tipo de inversión extranjera (otra vez, el doble rasero sobre el proteccionismo). Y dentro de estas personas están quienes defienden al régimen cuasi-totalitario de Nicolás Maduro que ha cerrado sus fronteras y decidió expulsar inmigrantes colombianos. Están también quienes nada dicen sobre la opresión que padecen occidentales (cristianos y judíos) en los países islámicos. Y también están quienes nada dijeron en los 8 años de presidencia de Obama por la enorme cantidad de inmigrantes deportados.


 Dejo en claro que no coincido con el proteccionismo, ni con la misoginia ni con la expulsión de inmigrantes latinos o la construcción del muro. Sin embargo, yo estoy en contra de esas cosas, la haga quien la haga, sea demócrata, republicano, socialista, islámico o lo que fuera, sea en América del Norte, América Latina, Europa o Asia. Otros no pueden decir lo mismo.

domingo, 11 de diciembre de 2016

1 año de Macri: Muchas continuidades y pocos progresos

 Hace un año y un día Mauricio Macri asumía la presidencia la Nación. Prometía el cambio. Y 366 días después debemos decir que ese cambio fue muy limitado.

 Salieron del cepo, acordaron con los holdouts, volvió el debate al Congreso, la Argentina volvió a integrarse al mundo. Pero la mayor parte de las medidas quedaron truncas.

 Eliminaron retenciones pero incumplieron la promesa de bajárselas progresivamente a los productores de soja. Subieron el mínimo no imponible pero no actualizaron escalas ni alícuotas, dejándole todo servido a la oposición. Dijeron que iban a reducir el Estado pero echaron a muchos para reemplazarlos con los suyos, con los subsidios en los servicios tuvieron que dar marcha atrás y hoy en día el déficit es récord.

 Luego de varios meses los piqueteros y la burocracia sindical fueron recompensadas con millones de pesos mientras que a los trabajadores y a las pymes los impuestos los asfixiaron. En pocas palabras, el Gobierno macrista le agarró el gustito al poder y desde arriba, en vez de cambiar las cosas, profundizó las prácticas.

 En la economía las cosas no fueron tan bien. Obviamente sería muy necio echarle la culpa sólo al Gobierno, que también es verdad que recibió una herencia pesada. Pero la realidad es que el ajuste en estos meses lo vino haciendo el sector privado, no la política.

 Sin duda que durante todo este tiempo la no-victoria de Scioli y Aníbal fue un gran consuelo. Pero que el árbol no tape el bosque: Este año fue mediocre. No fue el infierno, tampoco fue el cielo. Y sería iluso pretender que en un año todo cambie. Y justamente, no cambió todo, pero si cambió muy poco.